Confort

Tanto la depilación láser como la fotodepilación IPL se basan en el principio de la fototermolisis selectiva: la energía lumínica es absorbida por la melanina del pelo, se transforma en calor y lo quema hasta la raíz. Este proceso se lleva a cabo en una pequeñísima fracción de segundo, por lo que no llega a producir quemaduras. Sin embargo, dependiendo de la sensibilidad de cada persona, puede producir una sensación molesta o incluso levemente dolorosa.

Los equipos Depitotal de última generación están equipados con la exclusiva tecnología Depitotal Confort, gracias a la cual el aplicador que emite la luz pulsada en contacto con la piel refrigera la misma, minimizando o eliminando totalmente la sensación de molestia.

Pero el concepto de confort del cliente en los centros Depitotal es mucho más amplio.

Engloba todas las condiciones necesarias para hacer de la depilación –y en general del cuidado corporal– una experiencia lo más cómoda y agradable que sea posible para nuestros clientes. Y esto incluye factores tan diversos como la profesionalidad y el trato personalizado, el asesoramiento a cada cliente o el equipamiento de  nuestros centros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies